nº 124
ABRIL 2005
 
Debates
 

El componente biográfico
ROBERT JUAN-CANTAVELLA


A finales de los setenta, Harvey Pekar trabajaba como administrativo en el archivo de un hospital de Cleveland, aunque en realidad se ganaba la vida revendiendo discos y cómics de segunda mano. Poco después se había convertido en autor de culto de comic books underground, y sus historietas eran dibujadas por gente de la talla de Robert Crumb. Así como Kafka transmutó su gris existencia funcionarial en historias opresivas y relatos desesperantes que redibujaban el mundo a través de un código paralelo a la realidad, Pekar contó por entregas su vida, igualmente opresiva y desesperante, en la serie de cómics American Splendor, sin ahorrarle al lector ni una sola de las roñas y mezquindades que –como podría decir el propio Pekar– convierten a cada persona en un individuo único. La película American Splendor trae estos días a nuestras pantallas la historia de este autor de cómic autobiográfico.
Otra película biográfica que ahora mismo comparte cartelera con America Splendor es El hundimiento, de la que habla Hernán Migoya en su sección. La polémica que ha despertado el hecho de representar un tranche de vie de este significado genocida buscando su “lado humano” (en Alemania, Win Wenders ha encabezado una oposición feroz a la película por este motivo), permite hacerse la pregunta de hasta qué punto el arte, así como cualquier otro tipo de relato, no tiene siempre un componente biográfico, cuando no autobiográfico; y hasta qué punto esta perspectiva no está siempre vinculada a una forma de “humanidad”, que no necesariamente, como tampoco sucede con Harvey Pekar, de humanismo.
En este número, por ejemplo, sin haberlo planeado así, hay varios artículos completamente dispares que están avalados de un modo u otro por este componente biográfico. Traemos a colación a Cabrera Infante y a Hunter S. Thompson porque, tristemente, su relato biográfico ha finalizado; Juan Gabriel Vásquez entra en el debate sobre la crítica literaria fijándose en “el caso colombiano”, del que es un agente activo como escritor y como crítico; la sección des-varios está dedicada al relato biográfico; el ensayo sobre Radio Nikosia da cuenta de un conjunto de biografías marginales; lo último de Mihály Dés, de una opción cultural biográfica marginada... Antes de reflexionar, como está sucediendo con El hundimiento, sobre cómo debe tratarse y cómo no un material biográfico, quizá valga la pena preguntarse en qué forma es posible el acto de creación, e incluso el de reflexión, si se excluye este componente biográfico.


     
   
 
visitas